El mantenimiento de las barandillas de las terrazas

Las barandillas de las terrazas, con el paso del tiempo y los cambios meteorológicos, sufren un deterioro que afea las fachadas de los edificios y pueden causar problemas de seguridad.

 En las comunidades hay propietarios que no realizan ningún tipo de mantenimiento del balcón ya sea por desidia, porque el propietario llama al Ayuntamiento y le dicen que le corresponde a la Comunidad o, simplemente porque entienden que no le corresponde por ser un elemento común. Sin embargo, hay otros propietarios que se preocupan y ocupan, invirtiendo su dinero y tiempo en conservar la barandilla de su terraza de la oxidación y deterioro. Así, en las Juntas de Propietarios surge la discusión entre los vecinos de a quién le corresponde el mantenimiento y reparación de las barandillas, al propietario o a la Comunidad. Para ello, nos debemos atener a la legislación:

 El artículo 396 Código Civil establece que son elementos comunestodos los necesarios para su adecuado uso y disfrute, tales como (…) los revestimientos exteriores de terrazas, balcones y ventanas, incluyendo su imagen o configuración, los elementos de cierre que las conforman y sus revestimientos exteriores (…)”, es decir, las barandillas son un elemento común.

www.entreseguros.com Comparador de Seguros

 El artículo 9.1.a) Ley 49/1960, de 21 de julio, de Propiedad Horizontal (en adelante, LPH) dispone que son obligaciones de cada propietario: Respetar las instalaciones generales de la comunidad y demás elementos comunes, ya sean de uso general o privativo de cualquiera de los propietarios, estén o no incluidos en su piso o local, haciendo un uso adecuado de los mismos y evitando en todo momento que se causen daños o desperfectos”. Por tanto, cada propietario tiene la obligación de mantener en buen estado de conservación tanto su vivienda como los elementos comunes que la conforman.

Y, por último, hay que estar a lo dispuesto en el Título Constitutivo y/o Estatutos de la Comunidad (artículo 5 LPH).

 Conclusión: En los Estatutos se puede disponer que la conservación y reparación de las barandillas de las terrazas corresponda a cada uno de los propietarios. En el caso que no haya o no se pronuncie al respecto los Estatutos, la Comunidad de Propietarios tiene la obligación de ejecutar las obras de conservación y reparación necesarias de las barandillas (Jurisprudencia del Tribunal Supremo), a no ser que se pueda demostrar el mal uso del propietario (causar daños o desperfectos).

 Cuando el mantenimiento le corresponda a la Comunidad. El propietario afectado se lo deberá notificar al Presidente o Secretario-administrador para que realicen la oportuna revisión y procedan a su revisión, pudiéndose dar las siguientes situaciones:

  • El propietario requiera una reparación innecesaria al estar la barandilla en buen estado. El artículo 17.4 LPH establece que: “Ningún propietario podrá exigir nuevas instalaciones, servicios o mejoras no requeridos para la adecuada conservación, habitabilidad, seguridad y accesibilidad del inmueble, según su naturaleza y características. No obstante, cuando por el voto favorable de las tres quintas partes del total de los propietarios que, a su vez, representen las tres quintas partes de las cuotas de participación, se adopten válidamente acuerdos, para realizar innovaciones, nuevas instalaciones, servicios o mejoras no requeridos para la adecuada conservación, habitabilidad, seguridad y accesibilidad del inmueble, no exigibles y cuya cuota de instalación exceda del importe de tres mensualidades ordinarias de gastos comunes, el disidente no resultará obligado, ni se modificará su cuota, incluso en el caso de que no pueda privársele de la mejora o ventaja. Si el disidente desea, en cualquier tiempo, participar de las ventajas de la innovación, habrá de abonar su cuota en los gastos de realización y mantenimiento, debidamente actualizados mediante la aplicación del correspondiente interés legal”.

www.entreseguros.com Comparador de Seguros

  • El propietario tiene la barandilla en mal estado. El Presidente solicitará los informes técnicos pertinentes y convocará una Junta para presentar el informe y aprobar el presupuesto para las obras de reparación.
  • La barandilla está tan deteriorada que hubiera riesgo de caída al exterior o patio interior, con el posible perjuicio a terceras personas. El Presidente no deberá requerir “el acuerdo previo de la Junta de propietarios (…) en las siguientes actuaciones: los trabajos y las obras que resulten necesarias para el adecuado mantenimiento y cumplimiento del deber de conservación del inmueble y de sus servicios e instalaciones comunes, incluyendo en todo caso, las necesarias para satisfacer los requisitos básicos de seguridad, habitabilidad y accesibilidad universal, así como las condiciones de ornato y cualesquiera otras derivadas de la imposición, por parte de la Administración, del deber legal de conservación”, artículo 10.1.a) LPH.
  • El incumplimiento, por parte de la Comunidad, de la obligación de ejecutar las obras necesarias sobre estos elementos llevará aparejado la imputación de responsabilidad por todos los daños y perjuicios que se puedan ocasionar a terceros (AP Madrid, 27/10/2009). En la misma línea, se vienen entendiendo como necesarias las actuaciones de sustitución de las barandillas exteriores que vengan motivadas en el deteriorado estado de las anteriores y ello, aunque dicho cambio obligue a utilizar otro tipo de material (AP Tarragona, 2/01/2009).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>