El Reglamento de la Comunidad de Propietarios, desde la elaboración hasta la impugnación, ¿se puede inscribir el Reglamento de Régimen Interno en el Registro de la Propiedad?

La Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre Propiedad Horizontal (en adelante, LPH), en su artículo 6 establece que “para regular los detalles de la convivencia y la adecuada utilización de los servicios y cosas comunes, y dentro de los límites establecidos por la ley y los estatutos, el conjunto de propietarios podrá fijar normas de régimen interior que obligarán también a todo titular mientras no sean modificadas en la forma prevista para tomar acuerdos sobre la administración”.

 ■ ¿Quién realiza el Reglamento de Régimen Interno? El promotor o propietario del edificio puede elaborar el Reglamento pero no es lo usual. Normalmente, al inicio las Comunidades de Propietarios no tienen ningún Reglamento de Régimen Interno ya sea de carácter general, para la utilización de la piscina, del garaje, de las pistas deportivas, etc., sino que a medida que surgen los problemas o necesidades, los propietarios lo elaboran y aprueban en Junta. Y, posteriormente, se van añadiendo aquellas normas cuando las necesidades de la Comunidad así lo aconsejen, en aras de unas buenas relaciones de vecindad y convivencia.

www.entreseguros.com Multitarificador de seguros

 ■ Contenido del Reglamento de Régimen Interno. El Reglamento de Régimen Interno está formado por un grupo de normas que se dan los propietarios de una Comunidad para regular, de manera sistemática y ordenada, los siguientes aspectos:

- Los detalles de la convivencia

- La adecuada utilización de los servicios y cosas comunes,

dentro de los límites a la Ley y a los Estatutos, a los que no pueden contradecir.

Con el Reglamento no se trata de limitar los derechos de los propietarios sino que, para evitar problemas de vecindad, se dotan de una serie de normas de convivencia, comportamiento y respeto hacia los demás usuarios a los que, ante una reiterada infracción, se les podrá imponer sanciones.

El contenido del Reglamento podría ser el siguiente:

- Exposición de Motivos

- Capítulo I. Disposiciones Generales

- Capítulo II. De las Normas de Convivencia

- Capítulo III. Mantenimiento de los servicios comunes

- Capítulo IV. Utilización de los servicios comunes

Sección 1ª: Del uso de los ascensores

Sección 2ª: Del uso de la calefacción central

Sección 3ª: Del uso del patio del inmueble

Sección 4ª: Del uso de la zona de juegos infantil

Sección 5ª: Del uso de la/s piscina/s

Sección 6ª: Del uso de la/s pista/s deportiva/s

Sección 7ª. Del uso del gimnasio

Sección 8ª: Del uso del garaje del edificio

Sección 9ª: Del uso de los trasteros del edificio

Sección 10ª: De la recogida de basuras

Sección 11ª: Del uso de locales comunitarios del edificio

Sección 12ª: De la utilización de servicios comunes por invitados

Sección 13ª: De la ejecución de obras de reforma

- Capítulo V. Régimen Sancionador

 ■ Aprobación o Modificación del Reglamento de Régimen Interno. Las normas que componen el Reglamento de Régimen Interno (a diferencia de los Estatutos de la Comunidad, cuya aprobación y modificación requieren la unanimidad o la mayoría establecida en la LPH), se aprueban o modifican:

- En primera convocatoria, por mayoría total de los propietarios que, a su vez, representen la mayoría de las cuotas de participación.

- En segunda convocatoria, por mayoría de los asistentes que, a su vez, representen más de la mitad de las cuotas de participación.

Una vez aprobado el Reglamento de Régimen Interno o, su modificación, debe constar en el Libro de Actas de la Comunidad, Además, se aconseja su publicación en el Tablón de Anuncios de la Comunidad y enviar una copia a cada propietario.

www.entreseguros.com Multitarificador de seguros

 ■ ¿Se debe inscribir el Reglamento de Régimen Interno en el Registro de la Propiedad? El Reglamento de Régimen Interno no es un documento público firmado y autorizado por un Notario, ni tampoco es un documento público de carácter judicial, sino que al tratarse simplemente de un documento privado, aprobado en Junta de Propietarios, no se puede inscribir en el Registro de la Propiedad de donde radique el edificio.

            Asimismo, tampoco forma parte del Título Constitutivo de la Comunidad.

 ■ ¿Cómo se impugna un Reglamento de Régimen Interno? Como hemos dicho anteriormente, se trata de un acuerdo aprobado en Junta de Propietarios y, tal y como establece el artículo 18 LPH, los propietarios podrán acudir a los Tribunales de Justicia, al procedimiento ordinario (artículo 249.8 Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil), en los siguientes supuestos:

a) Cuando sean contrarios a la ley o a los estatutos de la comunidad de propietarios.

b) Cuando resulten gravemente lesivos para los intereses de la propia comunidad en beneficio de uno o varios propietarios.

c) Cuando supongan un grave perjuicio para algún propietario que no tenga obligación jurídica de soportarlo o se hayan adoptado con abuso de derecho.

Dicha impugnación no suspenderá su ejecución, salvo que el juez así lo disponga con carácter cautelar, a solicitud del demandante, oída la Comunidad de Propietarios (apartado 4º).

 

Artículo relacionado: 
http://blog.suadministradordefincas.es/2015/03/03/el-reglamento-de-regimen-interno-en-las-comunidades-de-propietarios/
 Artículo 6  LPH. Para regular los detalles de la convivencia y la adecuada utilización de los servicios y cosas comunes, y dentro de los límites establecidos por la Ley y los estatutos, el conjunto de propietarios podrá fijar normas de régimen interior que obligarán también a todo titular mientras no sean modificadas en la forma prevista para tomar acuerdos sobre la administración.
 Artículo 18 LPH. 1. Los acuerdos de la Junta de Propietarios serán impugnables ante los tribunales de conformidad con lo establecido en la legislación procesal general, en los siguientes supuestos:
a) Cuando sean contrarios a la ley o a los estatutos de la comunidad de propietarios.
b) Cuando resulten gravemente lesivos para los intereses de la propia comunidad en beneficio de uno o varios propietarios.
c) Cuando supongan un grave perjuicio para algún propietario que no tenga obligación jurídica de soportarlo o se hayan adoptado con abuso de derecho.
2. Estarán legitimados para la impugnación de estos acuerdos los propietarios que hubiesen salvado su voto en la Junta, los ausentes por cualquier causa y los que indebidamente hubiesen sido privados de su derecho de voto. Para impugnar los acuerdos de la Junta el propietario deberá estar al corriente en el pago de la totalidad de las deudas vencidas con la comunidad o proceder previamente a la consignación judicial de las mismas. Esta regla no será de aplicación para la impugnación de los acuerdos de la Junta relativos al establecimiento o alteración de las cuotas de participación a que se refiere el artículo 9 entre los propietarios.
3. La acción caducará a los tres meses de adoptarse el acuerdo por la Junta de propietarios, salvo que se trate de actos contrarios a la ley o a los estatutos, en cuyo caso la acción caducará al año. Para los propietarios ausentes dicho plazo se computará a partir de la comunicación del acuerdo conforme al procedimiento establecido en el artículo 9.
4. La impugnación de los acuerdos de la Junta no suspenderá su ejecución, salvo que el juez así lo disponga con carácter cautelar, a solicitud del demandante, oída la comunidad de propietarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>